jueves, octubre 17, 2013

PEREGRINAJE POR EL TERRITORIO ANCESTRAL DEL PARQUE CHICAQUE

Reciban un fraternal saludo de la Acción por la Unidad Mundial - A.U.M. y la Mancomunidad de la América India Solar - M.A.I.S. con nuestros deseos de alegría, libertad, sabiduría, plenitud en los hermosos caminos de sus vidas.Les invitamos a la Caminata  por el Territorio Ancestral del Parque de Chicaque,un parque Natural preservado con bosque nativo y senderos tradicionales que nutrirán nuestro espíritu con enseñanzas del caminar.Enseñanza de los abuelos y abuelas interpretando nuestros pasos.
Saludos Rituales,Círculo de la Palabra, Yoga Maya, Canto, Danza, Almuerzo Vegetariano y retorno, que realizaremos el domingo 3 de noviembre de 2013 saliendo de Bogotá a las 7:00 a.m.  regresando a las 6:00 p.m.

Será un evento de familias, de caminantes, de gentes peregrinas de la cultura y el espíritu, de niñas y niños, mujeres y hombres, de colibrís y libélulas, de árboles, piedras, sendas, memoria, corazones encendidos, silencio e himnos de la tribu de almas libertarias y mansas.

Meditación activa, plegaria vibrante en la frente Mhuysqa, sencillo encuentro, bebida de maíz, cálido abrazo.

Les invitamos, les esperamos, les deseamos siempre Buen kamino.



DOMINGO 3 NOVIEMBRE DEL 2013
Salida 7 a.m. Americas con Cra 30 Costado Nor occidental o sea de Norte a Sur

- Incluye: transporte, boleta de entrada al parque, almuerzo vegetariano y actividad ritual.

Para apartar tu cupo consignar en la cuenta No. 009670477554 de
Davivienda a nombre de Daniel Buitrago y enviar el recibo al correo: aum.bogota.colombia@gmail.com

Info: 
320 843 35 92 Luis Orlando Carrillo Vásquez
301 550 30 98 Daniel Buitrago

Recomendaciones: Llevar ropa cómoda y abrigada - Zapatos cómodos - Impermeable liviano o chaqueta - Cachucha o sombrero - Bloqueador solar - Cantimplora - Morral liviano - Fotocopia de la E P S

Inversión: $40.000

- Para niños y niñas 
de 5 a 12 años $30.000

Abrazo Mhuysqa,

A Lak'en ! ( tu eres yo )

lunes, junio 24, 2013

Peregrinaje a La Piedras de Tunjo, Jicaque Chunso ESTRELLAS SAGRADAS


La Mancomunidad de la América India Solar MAIS y Acción por la Unidad Mundial AUM
Invitan a visitar un lugar con un legado ancestral inconmensurable, en donde amorosa y respetuosamente saludaremos las abuelas piedras, hilvanaremos el espíritu y compartiremos palabra.

El arte rupestre es uno de 
los tesoros de la humanidad

Las pinturas y grabados que nuestros antepasados indígenas dejaron plasmados en piedras por todo el país, ha permanecido durante siglos en el mismo lugar en que fue realizado.

Por tal razón el entorno en que se encuentra se puede considerar como un verdadero museo al aire libre. Sin la adecuada protección y concientización, este patrimonio está condenado a desaparecer y es deber de todos nosotros velar por su conservación. Pero para comprender el verdadero valor que tienen estas manifestaciones debemos adquirir un mejor conocimiento de ellas.


Salida 7:30 am Portal de la 80 (Entrada principal)

Llegada a Bogotá 5:30 pm (punto de encuentro)

Domingo 30 de junio de 2013
Inversión: $23.000 (Ingreso al parque, refrigerio, transporte, Palabra indígena)
Informes: Marcela 3174827322 - Daniel 3015503098
Incripciones: (Marcela Amaya) Azimos Cr5-N°26c-62
4 - 8 pm de lunes a viernes sábado en la mañana


Inscripción previas, hasta el viernes 28 de Junio

https://www.facebook.com/events/115631808647130/

hitcha gue mue,,,,hue mue hitcha







martes, mayo 28, 2013

Taller TSIKURI OJOS DE DIOS (TEJIDO)

Con el ánimo de invitarl@s e inspirarl@s con este antiguo arte ancestral de América, tenemos un hermoso taller para compartir con tod@s, tiene una duración de 4 horas, es un arte sencillo de aprender, no se necesita previa experiencia en ningún tejido, a través de este Tsikuri puedes emplear la técnica de meditación con forma (mirarlo en el centro fijamente por unos minutos), puedes ubicarlo en un punto de tu casa o lugar de trabajo como protección, dedicárselo, como lo dice la reseña del afiche, a tus hijos, o a los Hijos de la Humanidad.


El valor a invertir ($27.000 pesos m/c) cubre los materiales pertinentes a utilizar más un refrigerio para compartir, puedes venir a Total Relax Yoga entre semana por la Mañana (de 7:30 am a 9:00 am) mientras estoy disponible y te recibo personalmente el valor de tu inscripción o si tienes más personas para inscribir, en caso de no poder venir directamente a Total Relax, puedes pasar por Azimos Tienda y Restaurante Natural Azzimos, Carrera 5 con Calle 27, detrás de la Plaza de la Cultura Santamaria, entre semana de 4:00 pm a 8:00 pm y los sábados de 8:00 am a 12:00 meridiano y preguntar por Marcela Amaya para las inscripciones del taller.

Gracias por participar!! Buenos Caminos!
Preinscipción hasta el  miércoles 29 de mayo

Natalie Rodríguez 
Profesora de Yoga
Coordinadora de Programas Educativos Acción por la Unidad Mundial (A.U.M.)

martes, abril 09, 2013

Peregrinaje a Sieguaque Teusacá (Laguna del Verjón)

Apreciadas Amigas y Apreciados Amigos: 
PASH  .  .  .  IN  LAK'  EH ! 
HITCHA GÜE MUE ! 
En Laguna Sagrada Sieguaque Teusaca ubicada en el Páramo del Verjón, Zoquena Camanaos, detrás de nuestro cerros tutelares; " lugar sagrado fue donde se concibieron los primeros pobladores de este territorio, es el lugar donde se pidio permiso para que la gente pudiera vivir bien, , aqui e piden permisos cuando hay conflictos y se hacen pagamentos para reestablecer el equilibrio espiritual.
Aqupi está en espiritú la madre de todas las especies, le tenemos que rendir tributo como una mision, como un mandato de los ancestros, nosotrso somo hijos de esta laguna.
así como es la forma de ver el agua  suavemente, así hay que penasr profundo. Tenemos que rescatar la paz de la madre, empezar a entender la sabiduría del agua, volver a escuchar la naturaleza, y aprender como caminar los caminos antiguos."(Mensajes de a Madre Tierra En Teritorio Muisca)





Gracias por escuchar en sus corazones este llamado. Reciban de la Mancomunidad de la América India Solar - M.A.I.S. nuestro fraternal abrazo Mhuysqa.






domingo, marzo 31, 2013

Maíz semilla venerable e inviolable de Abya Yala

Agrupaciones sociales y vecinos independientes de Entre Ríos firmaron un documento que llama a declarar al maíz “semilla venerable e inviolable” de Abya Yala (América) y el planeta, y a considerar delito de lesa humanidad la manipulación genética de esta gramínea con cuna en este continente.


La severa Declaración se basa en principios precautorios para advertir los riesgos de la tecnología de punta y el sistema agrícola a escala, que pueden provocar estragos en la biodiversidad y en la especie humana en particular.
El documento sostiene que los inventores de semillas transgénicas no tienen derecho a usar el nombre de la semilla natural, es decir: pide que se les prohíba usar el sustantivo “maíz” para denominar organismos modificados, con el fin de evitar confusiones.
Insiste en que la manipulación genética y el cultivo con agrotóxicos están poniendo en riesgo la salud de vegetales y animales, entre ellos la especie humana, y llama a crear en la región litoral un reservorio libre de organismos genéticamente modificados –OGM-.
La Declaración dada a conocer hoy lleva al pie numerosas firmas, algunas de estudiosos de conocida trayectoria en el medio, y miembros de centros de estudios, gremios de trabajadores, programas de extensión universitaria y organizaciones ecologistas. La avalan estudiantes, obreros, gremialistas, docentes, economistas, escritores, ecologistas, periodistas, artistas, investigadores, cooperativistas, profesionales de diversos rubros, y militantes sociales y culturales de la región litoral.
Bajo el título “Declaración en defensa del maíz y la vida”, los firmantes se muestran confiados en que el avance de la conciencia sobre los derechos ligados al maíz “servirá de tracción para la liberación de todas las semillas y para la soberanía alimentaria”.
Dicen que el texto será difundido en universidades, organizaciones ambientales, legislaturas e instituciones diversas, y tomado como base para los estudios y debates en torno de los transgénicos, las patentes sobre las semillas, la producción con agroquímicos a escala y la relación del hombre con la tierra y la biodiversidad.
Los impulsores
La Declaración fue firmada por miembros del centro de estudios Junta Americana por los Pueblos Libres –JAPL-, la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos –Agmer- Seccionales Paraná y Federación, el Programa de Extensión “Por una Nueva Economía, Humana y Sustentable” (cátedras de Economía y Periodismo Económico) de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UNER, el Foro Artiguista Entrerriano, el Foro Ambiental Waj Mapu, el Grupo de Reflexión Ambiental Mingaché y personas particulares.
Fuertemente anticapitalista, el documento ataca, sin nombrarla, a la empresa Monsanto, principal beneficiaria del sistema de patentes, transgénicos y uso de herbicidas e insecticidas a escala continental, y a otras similares que acaparan el negocio de venta de semillas (como Cargill), patentes, sustancias químicas e impulsan el sistema de producción mediante pooles especulativos.
El texto llama a “reconocer el derecho de los pueblos a defenderse contra la codicia que está acelerando el camino a la destrucción de los alimentos y la vida”.
Fechada en Entre Ríos, en enero de 2013, la Declaración tiene veinte puntos y una extensa fundamentación posterior, y lleva este acápite: “a 180 años de la usurpación británica/europea de las Islas Malvinas del Abya Yala, y a 200 años de las Instrucciones artiguistas del año XIII”.
Los primeros cinco puntos dicen textualmente: “1-Declarar al maíz (Zea mays) semilla venerable e inviolable de Abya Yala y el planeta, alimento sustancial de la especie humana”.
“2-Desconocer toda patente privada o propiedad intelectual sobre la semilla o la planta del maíz. 3-Luchar contra toda norma o proyecto que condicione la libertad individual, familiar y colectiva en la siembra del maíz, que ponga en riesgo sus extraordinarias condiciones alimenticias o atente contra las variedades. 4-Impugnar el uso de granos de maíz para combustibles e impulsar todas las acciones tendientes a facilitar el cultivo del maíz en forma sustentable y el uso de sus derivados en la lucha contra el hambre”.
“5-Exigir a las autoridades nacionales, provinciales y locales que las personas, empresas o estados que hayan producido mutaciones genéticas en el maíz sean impedidos de usar la palabra maíz o cualquier otro nombre vulgar del maíz en sus variedades y estados. Esto, hasta tanto los transgénicos sean erradicados de nuestros territorios”.






DOCUMENTO
A 180 años de la usurpación
británica/europea de las Islas
Malvinas del Abya Yala,
y a 200 años de las Instrucciones
artiguistas del año XIII
Las organizaciones y las personas particulares que firmamos al pie resolvemos de común acuerdo convocar a los pueblos y sus instituciones a:
1-Declarar al maíz (Zea mays) semilla venerable e inviolable de Abya Yala y el planeta, alimento sustancial de la especie humana.
2-Desconocer toda patente privada o propiedad intelectual sobre la semilla o la planta del maíz.
3-Luchar contra toda norma o proyecto que condicione la libertad individual, familiar y colectiva en la siembra del maíz, que ponga en riesgo sus extraordinarias condiciones alimenticias o atente contra las variedades.
4-Impugnar el uso de granos de maíz para combustibles e impulsar todas las acciones tendientes a facilitar el cultivo del maíz en forma sustentable y el uso de sus derivados en la lucha contra el hambre.
5-Exigir a las autoridades nacionales, provinciales y locales que las personas, empresas o estados que hayan producido mutaciones genéticas en el maíz sean impedidos de usar la palabra maíz o cualquier otro nombre vulgar del maíz en sus variedades y estados. Esto, hasta tanto los transgénicos sean erradicados de nuestros territorios. También, mientras tanto, exigir el etiquetado y pintado de OGM (organismos genéticamente modificados) derivados del maíz no aptos para el consumo alimentario humano, para aventar cualquier posibilidad de adulteración o confusión; como el etiquetado de todo producto transgénico que se introduzca en nuestras dietas cotidianas, por el derecho de los pueblos a estar informados.(Algunos nombres vulgares: choclo, elote, mazorca, abatí, altoverde, borona, canguil, capiá, caucha, cuatequil, malajo, mijo turquesco, millo, zara, panizo de Indias, cabellos de elote, vellitos de elote, pelos de elote, abaté, avatí, guate etc.).
6-Atacar por fraude comercial el argumento engañoso de “equivalencia sustancial” entre las variedades del maíz y los transgénicos, porque sus efectos sobre la vida no son los mismos, y en algunos casos están en las antípodas.
7-Determinar si la manipulación genética del maíz debe ser declarada delito de lesa humanidad, como se impone por los estragos que puede acarrear al mundo. Hacerlo desde elementales principios precautorios.
8-Repudiar la producción de semillas estériles (como la anunciada tecnología Terminator) por las catastróficas consecuencias que puede provocar en la biología y la economía; y analizar la necesidad de aplicación de penas graves a los responsables de contaminación de variedades con semillas OGM (organismos genéticamente modificados) en cualquier parte del mundo, en especial en los territorios del Abya Yala, cuna del maíz.
9-Promover el cultivo sustentable del maíz y la investigación para garantizar la diversidad en variedades, mejorados, híbridos, considerando los distintos usos, climas, suelos, latitudes y épocas, y a la vez asegurar el alimento sano para todos; intercambiar y cultivar las distintas variedades con acciones colectivas, redes y bancos de datos, y repudiar la presencia de transgénicos con actitud personal y grupal. Desvivirnos por mantener las semillas originales, maravillosa herencia sin dueños y con fines alimentarios. Prestar atención a nuestras propias experiencias y no poner confianza ciega en la técnica moderna.
10-Defender y promover la diversidad biológica, y resistir los planes que generan riesgos gravísimos sobre la salud del ambiente y de la especie humana, sobre la alimentación de las distintas especies, y sobre los más hondos y reconocidos derechos biológicos y culturales. Defender la libertad del hombre y de la semilla misma y los derechos de los seres que consumen y producen maíz, y combatir toda acción que tienda a crear o sostener monopolios u oligopolios en la producción y la comercialización.
11-Denunciar a toda persona, empresa o institución, pública o privada, que pretendan manipular genéticamente el maíz aplicando tecnología para obtener Organismos Genéticamente Modificados –OGM- (lo que debe diferenciarse claramente de las antiguas y recientes hibridaciones), o que quieran aplicar mutaciones que impliquen la apropiación de las semillas y de su genética y generen riesgos innecesarios; y demandar a las firmas por la apropiación y puesta en riesgo de decenas de miles de genes.
12-Estudiar el modo de expulsar de nuestros territorios a las empresas que realicen manipulación genética del maíz o que monopolicen la comercialización del maíz, y las corporaciones que pidan o faciliten la manipulación genética o el acaparamiento de patentes sobre las semillas del maíz, o cualquier otra, o que impidan su libre siembra y cosecha.
13-Prohibir la apropiación genética por particulares, prohibir el monopolio o el oligopolio de las semillas, y asegurar la propiedad social de los germoplasmas para garantizar el principio de libertad, aún en conciencia de que el maíz no es patrimonio de la humanidad sino del mundo.
14-Desarrollar programas propios, soberanos, sustentables, sin manipulación genética; asegurar la calidad del suelo y mejorarla, evitando técnicas que agudizan la erosión y degradación y exigiendo las rotaciones necesarias, advertidos de los males del extractivismo de minerales; luchar por la preservación de las especies, proteger al extremo a las especies polinizadoras (como las abejas); sostener la soberanía alimentaria y la producción de alimentos y no de mercancías, con uso altamente eficiente y austero de energía renovable, con participación de campesinos (las mujeres y los hombres que trabajan la tierra, sin distinciones) y consumidores, y con la exclusión lisa y llana del capital financiero especulativo que todo lo distorsiona.
15-Tomar conciencia de que estos principios se extienden a todas las semillas sin excepción, pero hacemos hincapié en el maíz por razones de historia y cultura del Abya Yala, y de oportunidad, dada la guerra desatada por las multinacionales (amparadas en el poder financiero que las respalda y el poder militar de sus estados) contra la libertad de nuestros pueblos en el uso de un alimento esencial al que todos los seres vivos, sin ninguna excepción, tenemos derecho (desde el derecho a agradecer al maíz sus servicios). Subrayar que el avance de la conciencia sobre el maíz y su divulgación por medios masivos, escuelas, centros culturales, gremios y diversas entidades, servirá de tracción para la liberación de todas las semillas y la soberanía alimentaria.
16-Reconocer que la manipulación genética del maíz y toda la tecnología comercializada a su alrededor es un aspecto del sistema colonial extractivista que ataca hoy también con la megaminería a cielo abierto, la fractura hidráulica y otros sistemas y proyectos parecidos, con graves efectos contaminantes en el agua, el aire y la vida.
17-Remarcar el derecho de los pueblos a defenderse contra la codicia (principalmente del capital financiero) que está acelerando el camino a la destrucción de los alimentos y la vida, y reconocer el necesario compromiso de los pueblos para la superación del estado actual. Advertir que, en un peligrosísimo maridaje, los grupos de poder económico, político y militar, multinacional o local, quieren quedarse con la llave de la vida y la muerte, y los pueblos tenemos el derecho y la obligación de conocer, organizarnos, resistir y encontrar o crear modos propios.
18-Organizar en la región litoral, en la Mesopotamia y en Entre Ríos más específicamente, dadas sus condiciones naturales y otras razones, o en otras regiones, Zonas o Regiones libres de transgénicos y otras contaminaciones, para asegurar la naturaleza de las semillas, sean exóticas o silvestres, incluso con bancos de germoplasmas. Observar que, cuando tomemos conciencia de los gravísimos problemas generados por algunos hombres hoy poderosos y cuando los temibles efectos que deben esperarse del actual sistema ya sean inocultables, esos reservorios de diversidad biológica permitirán extender y recuperar las condiciones naturales.
19-Tomar conciencia de que enfrentamos una secuencia técnica, económica, social y cultural, que involucra a los transgénicos, los agrotóxicos, el capital financiero, la expulsión de campesinos, el consumo desmedido de energía y la naturalización del consumismo como necesario y único camino. Y considerar que estamos ante emergentes, es decir, consecuencias de un régimen capitalista con creciente exigencia de energía y más concentración económica y uniformidad; un régimen capitalista que se está comiendo el planeta, de modo que la conciencia ambiental es central, pero no excluyente, para superar este sistema perverso.
20-Analizar esta problemática no desde el productivismo o con una mirada muy focalizada, sino desde las antiguas y siempre vigentes sabidurías y cosmovisiones que nos devuelven a la armonía de la especie humana en la naturaleza, donde la tierra no es del hombre sino el hombre de la tierra, donde todos nos hacemos un alto compromiso con la alimentación sana de todos y para ello ofrecemos nuestros esfuerzos y nuestra solidaridad; y donde nos sacudimos el peligro del cientificismo que hoy interviene en forma irresponsable y toquetea con soberbia una complejidad natural que no conoce, para poner sus falsas certezas al servicio del sistema financiero imperante. Estudiar el caso del maíz, como el de todas las semillas, desde una perspectiva integral, observando las múltiples interacciones de la naturaleza y la cultura. Y constituir una Mesa del maíz, para estudiar a fondo la problemática, con las experiencias de los países de Abya Yala y debatir sobre los alimentos.

 
FUNDAMENTOS
Hemos redactado esta Declaración teniendo en cuenta:
Que el maíz (Zea mays), originario del Abya Yala (nuestro continente mal llamado América), es considerado el alimento humano por excelencia.
Que su nombre es una voz originaria de pueblos antiguos de este continente, y está identificado con la alimentación sana, abundante, natural, accesible, con mano de obra campesina.
Que se conocen trazas del maíz como alimento humano cultivado desde hace más de 6.000 años en el Abya Yala.
Que hay pruebas del aporte humano en distintas épocas para que el maíz sirva a la alimentación de animales y humanos.
Que ninguna nación del Abya Yala, ningún pueblo, ninguna familia, ninguna persona, de las muchas que cultivaron el maíz e hicieron esfuerzos para que el maíz nos siga acompañando en la actualidad han pedido recompensa, o han patentado la semilla, sino que, por el contrario, todos, durante miles de años, colaboraron en forma colectiva y compartieron la semilla, los conocimientos en torno de este vegetal y los ofrecieron al planeta entero sin pedir a cambio ningún derecho especial y menos arrogarse la propiedad excluyente de la semilla.
Que esto de la apropiación es un efecto del capitalismo, que en el caso de las patentes sobre los genes ya muestra una de sus peores armas destructivas.
Que los estudiosos aportan versiones distintas sobre el origen del maíz y sus variedades, pero todos coinciden en que su cuna es el Abya Yala, sea más al norte o más al sur, de modo que ha sido fuente de vida no en una sino en muchas culturas de esta tierra, y se fue convirtiendo en vastas regiones del continente en inspiración y sustento cosmovisional y mítico, de la identidad de los pueblos productores.
Que no puede atribuirse a ningún ser humano, a ninguna corporación, a ningún estado remoto o contemporáneo la creación del maíz y por lo tanto es inconcebible reconocer título de propiedad sobre la genética del maíz, en cualquiera de sus variedades. La introducción de un gen en miles, para quedarse con todos, es un caso claro de usura que debe ser repudiado y condenado.
Que el maíz forma parte también de la cultura en general de Abya Yala, el arte y las creencias de nuestros pueblos y que de una u otra manera las culturas y los pueblos del Abya Yala y del mundo expresan su agradecimiento y su amor por este maravilloso vegetal.
Y hemos considerado:
Que poderosos grupos transnacionales decidieron apropiarse del maíz, con la introducción de mutaciones genéticas artificiales.
Que esos grupos se aprovechan de sus ventajas financieras y militares para presionar a las culturas del mundo y a los estados, convertidos en muchos casos en subordinados de las multinacionales contra los derechos de los pueblos.
Que también en muchos casos, basados en el modelo colonial que se resiste a morir, esos grupos se quedaron (mediante diversas estrategias) con los resultados de investigaciones realizadas por organizaciones estatales, con logros científicos, recursos y fondos del pueblo.
Que mientras el maíz es fuente milenaria de alimentación sana, exquisita, nutritiva como pocas (rica en carbohidratos, proteínas, grasas y minerales), los cambios genéticos dan un vegetal manoseado que está en las antípodas del maíz y por eso no debe darse a ese engendro el nombre maíz. Además de variar en forma negativa hasta el gusto natural del maíz (por distintas razones), el engendro está denunciado por enfermar a la especie humana, incluso con experiencias que deben atenderse porque demostrarían que el consumo de transgénicos produce el cáncer a las especies animales que los consumen.
Que la pulverización con agrotóxicos (bien ligada a los transgénicos) puede enfermar a los embriones (animales, humanos) y ser teratogénica (producir monstruos), ante lo cual se imponen los derechos derivados del principio precautorio.
Que las nuevas tecnologías para el cultivo de transgénicos contaminan el ambiente como pocos sistemas lo hacen, y ponen en riesgo a miles de especies vegetales y animales, entre ellas la humana, no sólo con los herbicidas, insecticidas y un sinnúmero de sustancias químicas sino por la sinergia de esos productos (se potencian unos a otros).
Que el productivismo de mercancías, en lugar de la producción de alimentos, conlleva exigencias desmedidas sobre el suelo, gastos desmedidos de energía no renovable (petroleodependencia, biocombustibles, etc.), concentración de la tenencia y el uso de la tierra; intrusión de capitales especulativos y de tecnología de punta que compiten con trabajadores rurales, pequeños y medianos productores que son víctimas de migración
compulsiva a centros urbanos para transformarse sólo en sujetos y objetos del consumismo, expulsados, desterrados.
Que estas políticas agresivas, cuyo móvil fundamental es el lucro desmedido con el falso argumento de ‘dar de comer a los más de mil millones que padecen hambre’… produce desestabilización en la sociedad, flagrante pérdida de biodiversidad y daños irreversibles en los eco-sistemas y en la salud del hombre y demás especies. Aunque todo sea presentado con una pátina de progreso y ciencia, que busca desacreditar a los que alertan sobre los peligros de este sistema.
Que existen estudios que indican que los transgénicos no aumentan la producción, y sí aumentan la concentración de la actividad en pocas manos.
Que no existe ninguna razón para poner en riesgo la semilla, el suelo, el ambiente, la salud, que no sea la apropiación con fines de lucro, máxima ganancia y acaparamiento de bienes que, en realidad, le pertenecen a la humanidad como tal y ni siquiera eso, porque la tierra no es del hombre sino el hombre de la tierra. Por eso mismo no cabría declarar al maíz, por caso, patrimonio de la humanidad, ya que no lo es.
Que el maíz debe ser reconocido por sus atributos y en sus variedades como alimento de interés común, primero entre los derechos humanos a la alimentación y entre los derechos a la vida de todos en el Abya Yala y el mundo todo.
Que la preservación del maíz en todas sus variedades y propiedades naturales es una obligación de los pueblos y de sus instituciones en todos los tiempos; que su apropiación descarada (al buen estilo de como hicieron los europeos desde 1492 con la humanidad y recursos de Abya Yala) por parte de grupos y grupúsculos que detentan desproporcionado poder económico y bélico es ilegítima, y que el ataque a las maravillosas propiedades milenarias del maíz o la puesta en riesgo de sus condiciones deben ser considerados atentados contra la humanidad, el equilibrio del ambiente y la biodiversidad.
Que la complejidad de la naturaleza, las influencias recíprocas de las especies en los distintos lugares y en distintas épocas, no pueden ser comprendidas en su real dimensión por la ciencia, de modo que no existe manera de conocer las consecuencias reales de la modificación genética de los organismos.
Que en algunos casos la ciencia ha determinado, dentro de sus limitaciones, que un OGM puede ser inocuo para la salud pero se desconocen los efectos de su hibridación con otros OGM, y de la cadena de efectos de los OGM sobre la naturaleza en general a mediano y largo plazo.
Que están comprobados los efectos nocivos de transgénicos sobre las abejas y otros polinizadores, sin hablar ya del uso desaprensivo de insecticidas, lo cual constituye una luz roja de alerta para la supervivencia de los insectos y de la vida toda en el planeta.
Que el sistema de riego masivo con herbicidas se ha convertido en un peligro grave para la biodiversidad y la humanidad, en todo el mundo, y principalmente en nuestros territorios del sur de Abya Yala.
Que el uso del suelo con agrotóxicos perpetúa un sistema extractivista a escala y presiona para la tala rasa, todo contrario al poblamiento y a la equidad demográfica y social con cuidado de la biodiversidad y de la sustentabilidad de la economía.
Que la soberanía de los pueblos sobre sus alimentos es un derecho humano esencial, como resistencia al avance uniformador y expoliador del imperialismo en sus distintas variantes; y que la especie humana debe velar por todo el ecosistema.
Que la defensa sin concesiones del maíz se convertirá en un punto para empezar a revertir el sistema de monopolios y engendros genéticos en todas las semillas sin excepción.
Que las inquietudes planteadas deben ser difundidas, estudiadas y debatidas en universidades, organizaciones ambientales e instituciones diversas, y pueden servir de base para los debates en torno de los transgénicos, las patentes sobre las semillas, la producción con agroquímicos a escala y la relación del hombre con la tierra y la biodiversidad.
Que el maíz es prenda de unidad y conciencia independentista de los pueblos de Abya Yala.
Entre Ríos, Argentina, enero de 2013.

Oración de agradecimiento Maya

A la Madre Tierra, gracias.
Al agua de la vida, gracias.
Al precioso aire, gracias.
Al fuego sagrado, gracias.
A los minerales, gracias.
A las plantas, gracias.
A los animales, gracias.
A la humanidad que camina por el camino de
la evolución, gracias.
Al océano de amor que creó mi sensibilidad,
gracias.
A la vida universal que me impregnó con
la semilla de la individualidad, gracias.
A todos los seres del mundo, gracias.
A todos los seres de todos los planetas,
gracias.
A las abuelas y los abuelos guardianes de los
cuatro puntos cardinales, gracias.

martes, marzo 26, 2013

La Universidad Indí­gena que soñamos

Reflexiones históricas sobre la creación de la Universidad Indígena de Venezuela como Centro de Educación Superior desde los pueblos indígenas.


CAK, Caño Tauca a los 3 días de Diciembre del año 2001 

Estos días nosotros de Causa Amerindia Kwixi hemos recibido correspondencia en respuesta al Proyecto de la "UNIVERSIDAD INDÍGENA DE TAUCA" que enviamos a distintas instituciones y personalidades del país y también del exterior. Las respuestas son muy variadas pero hay cierta coincidencia en muchas de ellas al referirse al título "Universidad Indígena", algunos a favor y otros en contra. A raíz de estos planteamientos y teniendo en cuenta la validez que pueden expresar los argumentos en contra, vemos necesario hacer algunos aportes a favor de una justificación del título elegido en el Proyecto.
Algunos señalan que si se trata de una Universidad indígena el término en sí contradice la universalidad de la institución y que, además, la realidad universitaria ha sido siempre totalmente ajena a los pueblos indígenas de América. Otros estiman que el concepto universidad es exclusivo de las formas modernas y, por lo tanto, todo lo que así se llame debe sujetarse a los rígidos esquemas de la ortodoxia occidental, no importando que la institución que se propone sea indígena. Hubo quienes argumentaron que no se puede tener credibilidad institucional si el equipo docente no incluye especialistas profesionales en cada una de las áreas. También se ha sugerido que no se puede hablar de niveles superiores de educación con estudiantes que apenas pueden hablar castellano o escribir y que no han aprobado los niveles básicos y medios de educación.
No podemos referirnos por separado a cada una de las observaciones que se han hecho; preferimos expresar nuestro punto de vista con la intención de dialogar con ustedes, amigos y aliados en la lucha de los pueblos.
Por qué el término Universidad

No es posible abarcar, en el espacio de unas líneas de reflexión, las distintas etapas culturales que ha tenido el proceso de la formación del pensamiento e identidad de los diferentes pueblos en el marco de sus variadas condiciones ambientales y socio-históricas. Pasando por alto los procesos culturales de Egipto, Grecia y Roma, la cultura latina en el medioevo creó espacios o instituciones sui géneris, destinadas al desarrollo del conocimiento, las lenguas y las artes. A finales del siglo XIV en Europa el uso del término "universidad" se había difundido, y definía a la comunidad de maestros y estudiantes.
Avanzando en la historia y tras el renacimiento las naciones de Europa impusieron distintos modelos de universidades que fueron adaptándose a las diferentes realidades: empezando por las universidades de Bolonia, París, Salamanca, etc. En la universidad de París se licenciaban en Docencia, en Bolonia se impartía el Derecho, en Montpellier la Medicina, etc. Consolidados los Estados-Nación en Europa, surgieron modelos según las distintas naciones que promovían los estudios generales de la universidad e imponían sus conceptos. Así podemos designar: la universidad alemana, la inglesa; la napoleónica, la española, etc. Se acentuaba la pérdida de su carácter universal y cada vez más se afianzaba la hegemonía del Estado burgués europeo en la concepción de las universidades.
En las nuevas naciones que surgen en los continentes colonizados se imponen los distintos criterios que han de fundamentar el protagonismo de la cultura europea sobre los pueblos conquistados. Las notables diferencias existentes en el conocimiento científico y tecnológico expresada por los conquistadores en referencia a las culturas aborígenes de América, en particular el amplio desarrollo de la cultura escrita en contraposición a las culturas orales de América, definió la posición de supremacía que se manifestó sobre estas.
Las universidades de América tuvieron muy diferentes características según los países y situaciones sociopolíticas de los lugares en que se desarrollaron. Fue muy diferente el proceso de las universidades norteamericanas al de las universidades latinoamericanas pero, todas ellas, sin excepción, crecieron al margen de los pueblos conquistados. Nunca pudieron o quisieron las universidades de América asumir la "autosuperación cultural", como la llama Darcy Riveiro, integrando los nuevos conocimientos en el vientre de las culturas aborígenes como más tarde sí lo hicieron las universidades japonesas. Los indios fueron sinónimo de retraso y barbarie. En la modernidad y en la postcolonia, como consecuencia de los procesos históricos, los nuevos Estados adaptaron del sistema colonial, de acuerdo a los intereses de la élite, el control del conocimiento y de la educación mediante la difusión de los modelos de las universidades europeas.
En América el mundo fue pronunciado en el lenguaje de los conquistadores y las diferentes universidades que se crearon en América, fueron instrumentos prestigiosos del conocimiento. Las universidades, manejadas hábilmente por las riendas del poder, contradijeron sus fundamentales objetivos de propiciar el conocimiento universal destruyendo indirectamente la diversidad cultural de las tierras colonizadas. Entendemos que en América, la autosuperación cultural que asumieron a tiempo las universidades japonesas, hubiera sido mucho más difícil, pero no por ello imposible. Las culturas Mayas, Aztecas e Incaicas ciertamente pudieron ofrecer el vientre y la matriz americana para que en ella germinara y naciera un nuevo proceso de afirmación cultural. De haberse dado en América la autosuperación cultural la historia del Continente hubiera sido absolutamente otra.      (Continúa en:



FOTOGRAFIAS DE LOS PRIMEROS PASOS DE LA FUTURA UNIVERSIDAD: